Los fosfolípidos están formados por una molécula de glicerol a la que se encuentran unidos 2 ácidos grasos (generalmente uno insaturado) y un grupo fosfato con una molécula de colina. Estos dos últimos son fuertemente polares, lo que le da un marcado carácter de compuesto anfipático, con una cabeza polar, hidrosoluble, y una cola apolar, hidrófoba.

VOLVER